martes, 12 de abril de 2011

Estado gripal

El otoño ha venido con una suerte de despiste que desorienta. No sé bien si ni él sabe dónde está parado o sencillamente pretende dejarnos mal parados a nosotros, pobres humanos resistentes a los cambios del tiempo. Es decir: aún parece primavera. Pero una primavera engañosa, ¡Ojo!, no se vayan a creer este calorcito como el propicio para andar de remerita de manguita corta y sin nada de abrigo, lo digo yo, que me la creí, y ahora me voy en estornudos y cosquilleo en la nariz, chuchitos de frío y malestar generalizado. En fin. ¿Quién no se engripa con los cambios de estaciones? No diré que yo, porque estaría mintiendo. Creo que por un lado vale la queja pero por el otro, hay que admitir que este estarse quietito en casa, también se agradece. Si bien no me gusta perderme clases y atrasarme en las materias, agradezco este perderme en cavilaciones para nada científicas y fuera de toda estadística, sin tener que marcar la opción correcta o buscar un lugar donde sentarme para sentir que formo parte de un grupo de estudiantes que tienen un fin común (bueno, el fin es el mismo solo que cada uno mantiene en pie su indivudualidad ascéptica). Si la gripe me pone un poco ácida, pido disculpas. Un té con leche y un antigripal (que llegó tarde a la cita pero al menos sabe cómo aliviar el dolor de cabeza), serán lo más conveniente a esta hora. Me encantaría que Katy y Mar me trajeran alguna de esas preparaciones exquisitas que saben hacer muy bien para sentirme un poco más cerca del limbo, a Jime -mi "amiz" querida- le agradecería me trajera una fotito deTom Kaulitz para delirar mejor :) y a mi amorcito Juan (?) le agradezco la no visita para evitarse el contagio. Y bueh... a estas alturas hasta el monitor se me hace extraño (tal vez sea efecto de la fiebre o, que los monitores traen consigo misterios inesperados. Juzguen ustedes.



Saludos a quienes se atrevan a pasar por aquí: Jo )ö(

lunes, 4 de abril de 2011

Cuesta "romper el hielo"

De pronto entras a un recinto donde no conoces absolutamente a nadie.
Te enfrentas a caras que te observan sin demasiado interés, o lo contrario: ojos enclavados como estiletes, tratando de sacar una fotocopia visual de tu aspecto.

Una no sabe cómo reaccionar, cómo mirar sin caer mal, como atajar las miradas como lanzas sin prejuzgar a quien te mira. En primer instancia, ser natural es lo primero que se me ocurre.

Camino con cierta prisa, pero siempre se me cruza alguien al paso pechándome.

Abro los ojos, pestañeo, sonrío.

La respuesta ante mi actitud es confusa. Poco sé la impresión que provoco y de pronto me ataca la intriga de saber cómo me ven los demás, los que aún no me conocen -no conocen a casi nadie- y andan a tientas (al igual que yo) tratando de hacer cálculos a cerca de como actuar ante mí -ante los otros-, si acercarse o no, si soy confiable o directamente desechable.



Todo este preámbulo surge a través de mi experiencia reciente, de ingresar a un nuevo y numeroso lugar de estudio.

De pronto comienzo a darme cuenta que no todo el mundo se muestra abierto a "conocerse", que existen temores, timideces, desconfianza o sencillamente falta de interés por entablar trato con el de al lado. Es raro. Siento que los jóvenes nos hallamos más distantes los unos de los otros, y que te miden por tu ropa, tu corte de pelo, si sos flaca, gorda o no sé qué. Me doy cuenta que es más fácil entablar cercanias desde una red social de internet que directamente.

Pues sí, hace falta más afabilidad, solidaridad y un deseo de interesarse por el otro, real, sin que incomode.

Tal vez me esté apresurando a sacar conclusiones y este sea el hielo que aún falta romper.

Trato, de seguir sonriendo, de mostrarme dispuesta y no incomodar a nadie. Pero no es fácil.


***


Pido disculpas por esta ausencia algo forzada por falta de tiempo, pero me doy cuenta que aquí encuentro ese lugarcito necesario donde aspirar y expirar, como si fuera un ejercicio que me ayuda a alivianar mi aire.

¡Saludos a todos!

Jo )o(

Regalito de mi amiz... para consolarme :)


"Te despertás y ya sabés no es un día más, es un día especial. Yo no sé donde está la felicidad pero la voy a invitar porque hay un lugar de mi corazón que se lo robó un amor. Toca Buitres y si muero hoy el cielo puede esperar"

Los dientes de mi sonrisa

Los dientes de mi sonrisa
a veces se parecen a los del Gato Sonriente

CHESSUR

..."posee la habilidad de aparecer y desaparacer cuando lo desea. Es un gato que posee una sensualidad serena y despreocupada y que oculta su cobardía detrás de una sonrisa seductora."



Podría ser un "casi yo"?

El primer amor...

El primer amor...
puede terminar, pero no se olvida nunca

Abrazados

ImageChef.com

Para no olvidarme en que día vivo

 

HINCANDO EL DIENTE Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo