lunes, 4 de abril de 2011

Cuesta "romper el hielo"

De pronto entras a un recinto donde no conoces absolutamente a nadie.
Te enfrentas a caras que te observan sin demasiado interés, o lo contrario: ojos enclavados como estiletes, tratando de sacar una fotocopia visual de tu aspecto.

Una no sabe cómo reaccionar, cómo mirar sin caer mal, como atajar las miradas como lanzas sin prejuzgar a quien te mira. En primer instancia, ser natural es lo primero que se me ocurre.

Camino con cierta prisa, pero siempre se me cruza alguien al paso pechándome.

Abro los ojos, pestañeo, sonrío.

La respuesta ante mi actitud es confusa. Poco sé la impresión que provoco y de pronto me ataca la intriga de saber cómo me ven los demás, los que aún no me conocen -no conocen a casi nadie- y andan a tientas (al igual que yo) tratando de hacer cálculos a cerca de como actuar ante mí -ante los otros-, si acercarse o no, si soy confiable o directamente desechable.



Todo este preámbulo surge a través de mi experiencia reciente, de ingresar a un nuevo y numeroso lugar de estudio.

De pronto comienzo a darme cuenta que no todo el mundo se muestra abierto a "conocerse", que existen temores, timideces, desconfianza o sencillamente falta de interés por entablar trato con el de al lado. Es raro. Siento que los jóvenes nos hallamos más distantes los unos de los otros, y que te miden por tu ropa, tu corte de pelo, si sos flaca, gorda o no sé qué. Me doy cuenta que es más fácil entablar cercanias desde una red social de internet que directamente.

Pues sí, hace falta más afabilidad, solidaridad y un deseo de interesarse por el otro, real, sin que incomode.

Tal vez me esté apresurando a sacar conclusiones y este sea el hielo que aún falta romper.

Trato, de seguir sonriendo, de mostrarme dispuesta y no incomodar a nadie. Pero no es fácil.


***


Pido disculpas por esta ausencia algo forzada por falta de tiempo, pero me doy cuenta que aquí encuentro ese lugarcito necesario donde aspirar y expirar, como si fuera un ejercicio que me ayuda a alivianar mi aire.

¡Saludos a todos!

Jo )o(

3 dentelladas:

Katy dijo...

Me has devuelto a los años de mi juvetud con esta reflexión. Yo también pensaba así. No sabía que hacer, porque el ser natural también es muy difícil cuando "te estan cortando el traje"
Normal, ahora bien te puedo garantizar que este mal se cura dentro de unos poco años.
Tu pisa fuerte que lo vales y los demás que pierdan el tiempo, allá ellos.
Me gusta mucho tu espontaneidad y tu franqueza, no creo que tengas problemas de relación:)
Un beso preciosa y se tu siempre natural.

las recetas de mar dijo...

Jorgelina un placer leerte, sabes es casi imposible caerle bien a todo el mundo, igual que todo el mundo no nos puede caer bien a nosotros, por eso hay que mostrarse uno tal y como es.
Gracias por tu comentario en mi blog es todo un hornor tenerte por allí.

Un abrazo, preciosa.

G a b y* dijo...

A veces las cosas se nos complican un poco, sobre todo en los inicios, en que uno se siente como vulgarmente solemos decir: "como sapo de otro pozo". Posiblemente sea cuestión de tiempo, -esperemos que sí- un poco de voluntad de parte de uno y ser lo más auténtica que puedas (como siempre lo has sido), a la corta o a la larga, conseguirás entablar acercamiento con chicas y chicos que seguramente, han de sentirse del mismo modo que tú.
A Jime le cuesta un poco también, pero la va llevando. Ya vendrá ella con sus andanzas.
Besitos!
Gaby*

Regalito de mi amiz... para consolarme :)


"Te despertás y ya sabés no es un día más, es un día especial. Yo no sé donde está la felicidad pero la voy a invitar porque hay un lugar de mi corazón que se lo robó un amor. Toca Buitres y si muero hoy el cielo puede esperar"

Los dientes de mi sonrisa

Los dientes de mi sonrisa
a veces se parecen a los del Gato Sonriente

CHESSUR

..."posee la habilidad de aparecer y desaparacer cuando lo desea. Es un gato que posee una sensualidad serena y despreocupada y que oculta su cobardía detrás de una sonrisa seductora."



Podría ser un "casi yo"?

El primer amor...

El primer amor...
puede terminar, pero no se olvida nunca

Abrazados

ImageChef.com

Para no olvidarme en que día vivo

 

HINCANDO EL DIENTE Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo