martes, 12 de abril de 2011

Estado gripal

El otoño ha venido con una suerte de despiste que desorienta. No sé bien si ni él sabe dónde está parado o sencillamente pretende dejarnos mal parados a nosotros, pobres humanos resistentes a los cambios del tiempo. Es decir: aún parece primavera. Pero una primavera engañosa, ¡Ojo!, no se vayan a creer este calorcito como el propicio para andar de remerita de manguita corta y sin nada de abrigo, lo digo yo, que me la creí, y ahora me voy en estornudos y cosquilleo en la nariz, chuchitos de frío y malestar generalizado. En fin. ¿Quién no se engripa con los cambios de estaciones? No diré que yo, porque estaría mintiendo. Creo que por un lado vale la queja pero por el otro, hay que admitir que este estarse quietito en casa, también se agradece. Si bien no me gusta perderme clases y atrasarme en las materias, agradezco este perderme en cavilaciones para nada científicas y fuera de toda estadística, sin tener que marcar la opción correcta o buscar un lugar donde sentarme para sentir que formo parte de un grupo de estudiantes que tienen un fin común (bueno, el fin es el mismo solo que cada uno mantiene en pie su indivudualidad ascéptica). Si la gripe me pone un poco ácida, pido disculpas. Un té con leche y un antigripal (que llegó tarde a la cita pero al menos sabe cómo aliviar el dolor de cabeza), serán lo más conveniente a esta hora. Me encantaría que Katy y Mar me trajeran alguna de esas preparaciones exquisitas que saben hacer muy bien para sentirme un poco más cerca del limbo, a Jime -mi "amiz" querida- le agradecería me trajera una fotito deTom Kaulitz para delirar mejor :) y a mi amorcito Juan (?) le agradezco la no visita para evitarse el contagio. Y bueh... a estas alturas hasta el monitor se me hace extraño (tal vez sea efecto de la fiebre o, que los monitores traen consigo misterios inesperados. Juzguen ustedes.



Saludos a quienes se atrevan a pasar por aquí: Jo )ö(

lunes, 4 de abril de 2011

Cuesta "romper el hielo"

De pronto entras a un recinto donde no conoces absolutamente a nadie.
Te enfrentas a caras que te observan sin demasiado interés, o lo contrario: ojos enclavados como estiletes, tratando de sacar una fotocopia visual de tu aspecto.

Una no sabe cómo reaccionar, cómo mirar sin caer mal, como atajar las miradas como lanzas sin prejuzgar a quien te mira. En primer instancia, ser natural es lo primero que se me ocurre.

Camino con cierta prisa, pero siempre se me cruza alguien al paso pechándome.

Abro los ojos, pestañeo, sonrío.

La respuesta ante mi actitud es confusa. Poco sé la impresión que provoco y de pronto me ataca la intriga de saber cómo me ven los demás, los que aún no me conocen -no conocen a casi nadie- y andan a tientas (al igual que yo) tratando de hacer cálculos a cerca de como actuar ante mí -ante los otros-, si acercarse o no, si soy confiable o directamente desechable.



Todo este preámbulo surge a través de mi experiencia reciente, de ingresar a un nuevo y numeroso lugar de estudio.

De pronto comienzo a darme cuenta que no todo el mundo se muestra abierto a "conocerse", que existen temores, timideces, desconfianza o sencillamente falta de interés por entablar trato con el de al lado. Es raro. Siento que los jóvenes nos hallamos más distantes los unos de los otros, y que te miden por tu ropa, tu corte de pelo, si sos flaca, gorda o no sé qué. Me doy cuenta que es más fácil entablar cercanias desde una red social de internet que directamente.

Pues sí, hace falta más afabilidad, solidaridad y un deseo de interesarse por el otro, real, sin que incomode.

Tal vez me esté apresurando a sacar conclusiones y este sea el hielo que aún falta romper.

Trato, de seguir sonriendo, de mostrarme dispuesta y no incomodar a nadie. Pero no es fácil.


***


Pido disculpas por esta ausencia algo forzada por falta de tiempo, pero me doy cuenta que aquí encuentro ese lugarcito necesario donde aspirar y expirar, como si fuera un ejercicio que me ayuda a alivianar mi aire.

¡Saludos a todos!

Jo )o(

miércoles, 9 de marzo de 2011

Un lindo mensaje

Recibí este mensaje y como me gustó lo comparto aquí.
Espero les guste también.


De HINCANDO EL DIENTE


Es un compilado de mensajes, todos enseñan algo o por lo menos nos sirven para ver las cosas de un modo positivo. Es cierto que a veces nos nublamos y nos ponemos grises y está en nosotros procurarnos la luz necesaria para brillar, pero cuando no lo logramos solos, están los amigos siempre dispuestos a acompañarnos y brindarnos apoyo y alegría. Por eso tomo la última frase y con ella me quedo porque la AMISTAD VERDADERA es una luz que siempre nos hará brillar.

¡Buena semana!
Jo )ö(
¡besitos y mordisquitos!

viernes, 4 de marzo de 2011

Extraña puerta

Hay una puerta que ni abre ni cierra,

ni habilita ni clausura,

no permite ni prohibe.


y es la puerta de tu corazón.




A veces pienso si no llamé siempre a la puerta equivocada o simplemente fui yo la que me equivoqué.

Te propongo algo: cámbiala por una puerta giratoria y que gire y gire y gire dejando entrar y salir, entrar y salir.
En vez de incertidumbre y dudas por lo menos me producirás mareo :)






A pesar de este lapsus un poco acongojado, les deseo a quienes pasan por aquí un FELIZ CARNAVAL y atención!!! prometo en mi próxima entrada venir disfrazada bailando al ritmo del tambor.
Besos y mordisquitos:

Jo )ö(

miércoles, 23 de febrero de 2011

Perdí la cabeza por unos zapatos rojos de taco alto

Ayer fui de compras con unas amigas. En realidad, ellas iban a comprar, mi intención era más bien acompañarlas y pasar el rato.
Me gusta mirar vidrieras, aunque reniego un poco de la moda y toda esa onda fashion. No suelo ser muy especial a la hora de vestirme, me bastan los jeans, alguna remera y un par de championes. Nada de spuerproducciones, con esto se concluye que tengo un estilo informal.
Sin embargo, en una de esas vidrieras superiluminadas, unos zapatos rojos de taco muy alto y finito, me sedujeron al momento.
Lo pensé y lo repensé, pero el endemoniado calzado me llamaba con insistencia. No podía dejar de mirarlos, y mis amigas al ver lo aferrada que estaba a la vidriera, no dudaron ni un momento en incitarme a cometer el pecado: UN GRAN PECADO! Porque el calzado, si bien estaba de oferta por cierre de temporada, no dejaba de tener un precio considerable.
La pregunta que debí hacerme antes de tomar la decisión definitiva, es: ¿A dónde voy a ir con estos zapatos?, otra pregunta, y la esencial pienso yo: ¿Podré caminar con ellos?

Sin embargo Santo Demonio de los Zapatos Colorados, no paraba de susurrarme en el oído cositas provocadoras, como: ¡Te verás sexy! ¡Tus piernas quedarán más estilizadas! ¿A caso, no buscabas cambios en tu vida?




- ¡Má, sí!!! - me salió de adentro. Y efectivicé la compra con el dinerito que me gané en tooodo el verano trabajando en el salón de mi tío.

Ahora los miro. Apenas puedo caminar con ellos, decididamente no sé a dónde ir calzando unos zapatos tan coquetos. ¿Al tablado? ¿Al supermercado? ¿A pasar horas parada detrás del mostrador atendiendo a los clientes? A la Facultad ni bien comience! ¡Dejáaaa!!!

Me pongo a pensar en qué bueno sería tener una calabaza que se convierta en carroza, unos ratones que se transformen en rápidos corceles y un príncipe que esté dispuesto a pasar por casa, luego de haber yo perdido uno, al bajar la escalera en una fiesta del palacio!:


Moraleja:¡ A zapatos rojos que te hablan, oídos sordos!

domingo, 20 de febrero de 2011

Cambios

No sé si esta calle exista o no, pero sería bueno poder transitarla.
Para ello hay que estar dispuestos a empezar a caminar y buscar rumbos nuevos.
Este no es un antojo antojadizo -como dice mi madre, sino algo que se viene maquinando desde adentro desde hace un tiempito ya y que por circunstancias que se van dando, un buen día, se apoyan los pies en las pantuflas al levantarse y una se grita a sí misma:
¡TENGO QUE HACER ALGO YA!
Por lo general una miradita ante el espejo es el primer impulso. Cabello, apariencia... nunununu! hay que planificar un cambio más profundo, pero bien podría empezarse por afuera. La otra parte es la más dificil pero también la más importante y como esto recién empieza no puedo adelantarme a pensar que saldré exitosa.
En fin, como verán quienes me visitan la apariencia de este blog sufrió transformaciones. Espero les guste.
Ahora, con el permiso de los presentes arranco por la callecita esta... andando se hace camino y que sea lo que sea...
Aunque con cautela, porque bien sé que el que no sabe hacia donde va, corre el riesgo de terminar en cualquier parte.
Mundo... allá voy!



lunes, 7 de febrero de 2011

Esperar?

"AMBOS SE DAÑAN A SÍ MISMOS: EL QUE PROMETE DEMASIADO Y EL QUE ESPERA DEMASIADO"
no es facil encontrar el equilibrio
pero es necesario.

Regalito de mi amiz... para consolarme :)


"Te despertás y ya sabés no es un día más, es un día especial. Yo no sé donde está la felicidad pero la voy a invitar porque hay un lugar de mi corazón que se lo robó un amor. Toca Buitres y si muero hoy el cielo puede esperar"

Los dientes de mi sonrisa

Los dientes de mi sonrisa
a veces se parecen a los del Gato Sonriente

CHESSUR

..."posee la habilidad de aparecer y desaparacer cuando lo desea. Es un gato que posee una sensualidad serena y despreocupada y que oculta su cobardía detrás de una sonrisa seductora."



Podría ser un "casi yo"?

El primer amor...

El primer amor...
puede terminar, pero no se olvida nunca

Abrazados

ImageChef.com

Para no olvidarme en que día vivo

 

HINCANDO EL DIENTE Copyright © 2010 | Designed by: Compartidisimo